2 de abril de 2011

Préstamos Prendarios

En diversas ocasiones es necesario acudir a los créditos bancarios el problema con estos es que necesitamos un aval y en muchas ocasiones la aprobación de estos créditos bancarios requieren tiempo, para evitar en gran parte esto existen los Préstamos Prendarios.

Estos tipos de préstamos consisten en acudir en un financiamiento en una entidad bancaria o prestamista para que nos prestan cierta cantidad de dinero en efectivo, esta cantidad se hace por un porcentaje del valor de un bien mueble el cual se da como garantía al préstamo.

Cuando se firma un contrato de un Préstamos Prendarios el dueño del bien o inmueble no puede realizar ningún tipo de actividad como venta, cambio, construcción de este sin la autorización del prestamista o acreedor.

Estos créditos tienen dos opciones como lo son la prenda flotante o fija. La prenda flotante consiste en mercaderías o materia primas que pertenecen a un establecimiento industrial o comercial.

En cambio los Préstamos Prendarios de prende fija son aquellos bienes muebles o semovientes. Con este término me refiero a los muebles que se mueven por si mismo como lo es el ganado.

La mayoría de estos créditos no se dan por un porcentaje mayor del 70% del valor del valor comercial de bien mueble. Estos créditos son pedidos para lograr mayor capital de un trabajo, este contrato se da por un tiempo máximo de un año.

Los Préstamos Prendarios son créditos en los cuales se obtiene liquidez económicamente rápidamente. Además se cuenta con la ventaja de que la mayoría de las entidades bancarias ofrecen estos tipos de créditos.

Para las personas interesadas en estos pueden acudir a cualquier sucursal física de la entidad Bancaria de confianza.


Te Gustó? Compártelo en



No hay comentarios:

Publicar un comentario