30 de noviembre de 2009

¿Se Puede Ganar Dinero Por Internet? - Cuarta Trampa: El Correo Electrónico

Si algo ha impactado la manera de comunicarnos por Internet, es el correo electrónico. Antes de FaceBook, MySpace y cualquier otra cosa, el correo electrónico puso en contacto a todo mundo con todo mundo, trayendo muchas cosas buenas y malas.

Cuando se trata de ganar en Internet, el correo electrónico es vital: te sirve para inscribirte, sabes que está pasando, enterarte cuando vendes y muchas otras cosas más. Sin embargo, también puedes caer en la trampa de arena y pasarte la mayor parte del día leyendo y contestando correos.

No digo que no los leas; simplemente recuerda que leer correos no te da a ganar dinero (al menos que estés en alguna página de PTR, pero esas las descarto). Para que te rinda el día, te recomiendo lo siguiente:

Ten cuentas separadas. Tu cuenta personal déjala personal. Haz una cuenta para programas afiliados, una para listas de correo, una para… lo que se te ocurra. De esa manera podrás manejarlas con mucha más facilidad.

Consolida tus cuentas en una herramienta. Si tienes Office (y quien no…) utiliza Outlook para meter todas tus cuentas de correo. De esta manera te llegarán todos a un mismo lugar y no hay que estar entrando a cada uno. También hay herramientas gratuitas de Windows (Microsoft Mail o Outlook Express) o Linux y externas como Mozilla (yo utilizo Thunderbird), Eudora (ya un poco raro) y muchas más.

Léelo 3 veces por día. Sí, solo 3 veces. A menos que estés esperando algo urgente, que puedes checar rápidamente si tienes tus cuentas consolidadas, no estés viendo que te llegó cada 5 minutos. Aunque no lo creas el 99.9% de los correos que vas a recibir pueden esperar a que te toque tu hora de lectura de correo. Maneja 3 turnos: mañana, medio día y noche. Difícilmente vas a necesitar más.

No dejes para después. Lo que sea de interés léelo; lo que no bórralo. Guardar correos “para después” significa guardar correos “para nunca”. En una sola cuenta de correo acumulé más de 3,000 correos sin leer que eran “para después”. Lo que tengas que guardar ponlo en una carpeta para que lo tengas a la mano.

Nada más haciendo esto harás que un par horas diarias (sí, aunque no lo creas se juntan horas) estén disponibles para cosas enfocadas a aumentar tus ingresos o tu negocio.

Mañana veremos la quinta trampa de arena, que son las redes sociales.


Te Gustó? Compártelo en



No hay comentarios:

Publicar un comentario